Saltar al contenido

Los cereales y Airbnb

Los cereales y Airbnb

A estas alturas seguro que has oído hablar de Airbnb, incluso es posible ya hayas utilizado este servicio en algún momento.

«Airbnb es un mercado comunitario que conecta a personas que tienen espacios disponibles con otras que buscan un lugar en el que quedarse. A través de las experiencias que viven gracias a Airbnb, los huéspedes y los anfitriones crean relaciones personales con gente de todo el mundo.»

¿Y qué tiene que ver Airbnb con los cereales?

 

 

Los cereales y Airbnb

 

Los cereales y Airbnb

En el año 2009 los fundadores de AirBnb participaban en el Y Combinator, una aceleradora de startups.

En Y Combinator se encargan de la financiación inicial de las startups, y como ellos mismos dicen, son quienes te pagarán los gastos mientras estás comenzando  para más tarde poder presentarte a los inversores e  incluso a los compradores, si se da el caso.

 

En ese período inicial de búsqueda de financiación el equipo de AirBnb tuvo una idea bastante ingeniosa.

Aprovecharon que era época de elecciones y decidieron visitar la Convención Demócrata en Denver (en la que Obama fue nominado). Compraron un montón de cajas de cereales genéricos y las personalizaron para venderlas en la convención.

Crearon 500 cajas personalizadas como Obama O’s, en color azul y con la caricatura de Obama y 500 de Cap’n McCains, en color rojo y con la caricatura de McCain.
Cada una de las cajas iba numerada y el precio de cada unidad era de 40$.
Finalmente vendieron todas las cajas de Obama O’s y aunque con las de Cap’n McCains no les fue tan bien, con la venta de las otras consiguieron ganar lo suficiente para mantener AirBnb a flote durante unos cuantos meses más.

 

En ese momento AirBnb (AirBedAndBreakfast) era una idea en torno a colchones de aire en los apartamentos de la gente, de ahí su nombre.
Tenían también otras ideas acerca de hacia dónde debía de dirigirse su startup, pero no habían avanzado mucho en ninguna de ellas.

 

Para el fondo de inversiones Union Square Ventures, al que los fundadores de AirBnb habían acudido en búsqueda de financiación durante aquel período período del Y Combinator, la idea de los colchones de aire en los salones de los apartamentos les sonó un poco raro, y no les pareció que aquello fuera a suponer el «nuevo concepto de hotel» ni una idea demasiado rentable, así que les dieron un no rotundo.

Tiempo después, uno de los socios de Union Square Ventures reconocía el error.
«Cometimos el clásico error que muchos inversores cometen. Nos centramos demasiado en lo que el equipo de AirBnb estaba haciendo en ese momento y no lo suficiente en lo que podían hacer, harían y finalmente hicieron.»

##

AirBnb tenía un potencial que inicialmente muchos no veían, ni Union Square Ventures ni la propia startup.
Por suerte para ellos, consiguieron descubrir ese potencial y dirigir su startup hacia el camino del éxito.

Tan importante como la ejecución es ver las posibilidades del negocio y descubrir todo el potencial de nuestra idea-producto-negocio aunque inicialmente no sea lo que habíamos pensado.

La caja de cereales todavía permanece en la sala de conferencias de Union Square Ventures, como recordatorio, para no cometer el mismo error otra vez.